domingo, 26 de septiembre de 2010

LA POLITICA Y LOS POLÍTICOS

Esto es una visión muy particular de la que subscribe totalmente neófita en estos asuntos, tan complicados para mí. Solo escribo mi punto de vista, que no es otro que el de una mujer mayor, que espera mucho más de la clase política.

La palabra “política” se hizo popular en el siglo V.A.C. copiada del libro de Aristóteles llamado -POLITICA- pasando hasta nuestros días. Políticos, como todos sabemos son los que ocupan cargos profesionales o aspiran a ellos.

He leído que los inicios se remontan al Neolítico cuando la sociedad de la época, comienza a organizarse. Algunos individuos adquieren más poder sobre los demás, los más listos, y más fuertes. Dando comienzo así al sistema -JERARQUICO- a lo largo de la historia ha habido muchas clases de gobiernos: REPUBLICAS; MONARQUIAS; TEOCRACIAS; ABSOLUTISMOS; CALIFATOS; SOCIALISMOS; LIBERALISMOS; DEMOCRACIAS. Siendo esta última la más común en nuestros días, desde la Revolución francesa, y la Constitución de los EE.UU.

La Democracia qué duda cabe es el menos malo de los sistemas, ahora bien, según mi opinión el problema de todos los gobiernos, no es el sistema en sí, sino los (políticos) algunos políticos claro está, que son los que ensucian o enturbian los sistemas.

La corrupción es el peor de los males de cualquier gobierno, pero la dejadez por parte de los que tienen que dar ejemplo, es igual de mala. No se puede tolerar la corrupción en los partidos políticos, yo soy partidaria de que cuando hay indicios, ante la duda, la persona implicada debe ser retirada inmediatamente del cargo que ocupe en ese momento. En la política la transparencia tiene que ser elemental.

No soy partidaria de que los políticos estén toda su vida ocupando un cargo público (los hay que se pegan al sillón como una lapa) (los hay chaqueteros) estos son los que cambian de opinión o de partido, según convenga, todas esas cosas hacen que la gente el pueblo llano, no crea en los políticos, y eso no es bueno para la Democracia.

Los españoles vemos a diario como se dilapida alegremente el dinero público, en cosas innecesarias, y sin embargo no se atiende como es debido a las personas verdaderamente necesitadas. Como en todas las cosas de la vida, hay prioridades, y lo primero según mi modesto entender es que nadie pase hambre, que todas las personas tengan un techo para cobijarse del frio o del calor, que los niños… ¡ay! los niños, son mi punto débil. Ningún niño sin escolarizar, pero cuando digo ninguno estoy incluyendo a los hijos de los inmigrantes, sobre todo los gitanos Rumanos, no soporto ver a las mujeres pidiendo con niños pequeños en brazos, no puedo. Tanto le costaría al Ayuntamiento, o a la Junta hacerle un hueco en guarderías y colegios, alimentarlos adecuadamente, y asearlos, y que el tiempo que pasen aquí aunque sea breve sean tratados como los demás niños, y aprendan algo de provecho. En verdad no creo que eso cueste tanto, inclusive se podría echar mano de voluntarios, estoy segura de que si eso se pusiera en práctica habría muchas personas, hombres y mujeres que estarían dispuestos a colaborar, alguna hora de su tiempo. Yo la primera.

La clase política está muy denostada por culpa de unos pocos, que solo están para su propio beneficio, y eso no es así, a la política se debe de ir por vocación, como los maestros y los médicos, la vocación del político, es hacer todo lo posible por mejorar la socied

Es gestionar el buen funcionamiento del Gobierno de un País y de los Ayuntamientos.

Es hacer cumplir las leyes que se aprueban, cosa que no siempre se cumple.

Es poner los medios necesarios para una buena educación gratuita para todos los ciudadanos, y no subvencionar a la Privada, el que quiera privilegios que se los page de su bolsillo.

Es no subvencionar a ninguna religión, que todas se autofinancien, creo que es lo justo y necesario.

Es conseguir que la sanidad sea siempre pública y de calidad.

Es invertir en infraestructuras, pero solo las realmente necesarias, y controlando exhaustivamente, no solo hasta la última “peseta “o mejor dicho euro, también las calidades de los materiales, (todos sabemos que en esa cosas es donde más corruptelas ha habido y hay)

Es preservar el Patrimonio, y conservar siempre bajo el criterio de expertos en la materia, pues se han cometido verdaderas barbaridades, por personas ineptas que le han hecho mucho daño al Patrimonio de las ciudades, y lamentablemente son daños irreparables.

En definitiva que para ser político “algunos” tendrían que hacer cursillos, sobre todo de honestidad.

Podría seguir pero sería interminable, y no quiero aburrir, si alguien lee estas líneas.

3 comentarios:

Lisístrata dijo...

Y aquí has escrito, querida Conchi, lo que se denomina UTOPÍA. Para alcanzarla habría que minar el sistema y que cayeran cimientos que llevan milenios en pie y aún son dados por buenos. "Educación" es la palabra mágica, pero como Penélope, los que creemos en ella no paramos de reconstruir día a día las mismas paredes sin pasar de las primeras hileras, cada vez que dejamos la obra nos la destruyen. Senfin, pasensia y sobretodo energías y esperanza.

Un placer leerte, un abrazo.

Conchi dijo...

Querida amiga tienes toda la razón, pero yo no me resigno, quiero creer que otro mundo es posible, y creo que no seria tan difícil de conseguir.

Ojala algún día se cumplan nuestros buenos deseos por muy difícil y lejano que ahora lo veamos.Un abrazo.

Mª Dolores dijo...

QUERIDA CONCHI: ME PARECE QUE, LO QUE ESCRIBES ES TODO MUY SENSATO .SIGUE HACIENDOLO ASÌ PARA EL DELEITE DE LOS QUE TE LEEMOS. UN BESO DE UNA ADMIRADORA FIEL.