lunes, 16 de mayo de 2011

15 DE MAYO

Gracias a estos  medios de comunicación recibimos la invitación para la manifestación del quince de mayo, “Por una verdadera democracia” nos sonaba muy bien, porque es cierto que vivimos en democracia, pero hay tantas lagunas, tantas leyes que no se cumplen, en fin que decidimos acercarnos a ver que se cocía, pues no sabíamos gran cosa, solo que no era ningún partido político, quien lo organizaba (aunque eso nunca se sabe), nos pusimos en marcha, a pesar del horario que no invitaba a salir de casa.

Por el camino comentábamos ¿qué respuesta de público tendría esa convocatoria?, confieso que no esperábamos lo que al bajar la Espartería nos encontramos, en la hermosa plaza de La Corredera, de la que tengo tantos buenos recuerdos, el clamor que escuchábamos al acercarnos presagiaba éxito y de qué manera, tanto que se me hizo un nudo en la garganta, y apenas pude contener unas lagrimas que pugnaban por salir. Mucha gente joven, también gente mayor como nosotros, pero mucha más juventud, nos inundamos de su alegría, en una palabra nos contagiaron, pensamos, no está todo perdido, una juventud tan bien preparada como ésta, no puede dejar que le pisoteen sus derechos, conseguidos a base de esfuerzo y de la lucha de sus antecesores.

Esa misma mañana había escuchado por la radio a alguien diciendo algo que me dejo helada, se referían a los jóvenes como a la “generación perdida” me sonó horrible, como se puede hablar de miles de  jóvenes como si fueran  animales  en extinción, o por lo menos a eso me sonó a mí, me indigne tanto, tanto, que luego por la tarde al ver a tantos jóvenes protestar civilizadamente, como debe ser, por una sociedad más justa, fue como un bálsamo que engrasara los malos augurios, e insuflara en mi mente nuevas esperanzas.

Esto puede ser un buen comienzo, el despertar de un letargo, la juventud sin duda ha comprendido que son ellos los principales artífices de su historia, que tienen que  luchar para que su vida sea justa y digna, porque ellos son el futuro, los jóvenes que  ahora se manifiestan, serán los futuros políticos que regirán su destino, el de sus hijos, y el de  todo un país, por eso no se pueden quedar al margen.

Solo deseo que no cambien de forma de pensar, que los que lleguen a altos cargos no se olviden de lo que ahora reclaman con todo el derecho del mundo. 

También tengo miedo de que estén siendo manipulados por otras gentes con intereses ocultos, como sería dejar libre el paso a la derecha más ultra de los últimos tiempos (espero que no).

Volvimos contentos a pesar del cansancio, pensando que todavía un mundo mejor es posible.

5 comentarios:

Lisístrata dijo...

yo me uní en las Tendillas a la manifestación, mis piernas no hubieran soportado todo el trayecto. Tb me fui contenta, vi moverse a la gente como hacía tiempo no veía. Aunq esperaba más multitud (de sueños tb se vive), pero vamos, no estuvo mal para como está el ambiente de pancista y cómodo.

Tb acabé cansada y con la piel un poco chumascá en lo poquito q me dio el sol, jeje, pero bueno, todo sea por la causa. Si puedo ir a próximas convocatorias (espero q las hala y q esto no se quede sólo en el 15M), allí estaré (puedes hacer uso de las fotos q colgué en feisbu si quieres poner alguna imagen en este tu post, no son muy buenas, pero es lo q tengo.

un abrazo

harazem dijo...

Una gran sorpresa, si señor. Yo pensaba encontrar a los 200 de siempre, pero la realidad superó cualquier espectatica. Los cálculos más fiables hablan de 3.500 personas, de todas la edades. La importancia de esta convocatoria ha sido sistemáticamente minusvalorada por los medios. Así que lo que se impone es tomarlas como costumbra e ir aumentando los aforos. Hasta que realmente nos juntemos todos los que estamos hartos de esta democracia-basura que nos están vendiendo.

Conchi Carnago dijo...

Pues si Lisis nosotros tenemos mas merito que los mayores, por aquello de los achaques de la edad,pero para mi mereció la pena, y que duda cabe que estaremos al tanto para apoyarlos, gracias por el ofrecimiento de las fotos Lisis, tengo las de Paco, pero es que no quiero poner fotos en mi blog, es una manía tonta.

Que mas da cien arriba o a bajo Manuel lo importante es que la juventud esta despierta, y llevas mucha razón yo esperaba mas difusión en los medios,veremos a ver que pasa.

José Manuel Fuerte dijo...

Sí, Conchi, esta es la juventud que queremos, y nosotros, los puretas, nos alegramos de que así sea. Los números son lo de menos porque quien estuvo fue y hubo quien era y no estuvo, pero se alegró de que ocurriera.

Ya iba siendo hora, y espero que perdure, que se exija y que haya esa rebeldía que se espera de quienes más deberían exigir. Y que dure...

Conchi Carnago dijo...

Tienes mucha razón esta es la juventud que queremos la que sea capaz de cambiar la sociedad para mejorar su futuro,y también es cierto que no siempre se puede estar en los sitios no por eso te alegras menos, lo cierto es que los que fuimos nos llevamos la gran sorpresa, del éxito de la convocatoria,todo ha sido tan inesperado, que cuesta trabajo creerlo, verdad.

Saludos.