viernes, 15 de noviembre de 2013

“CÁSATE Y SÉ SUMISA”


No es que lo diga yo, no, como muchos ya sabéis es el título de un libro que ha levantado la  indignación tanto de mujeres como de hombres (normales) , y que se ha editado no me cabe la menor duda a través de la jerarquía eclesiástica (faltaría más).

Según las declaraciones del Arzobispo de Granada, (el cual se cubre de gloria como siempre que abre su bocaza). “La autora del libro está casada es sumisa y tiene cuatro hijos”. Y  yo me pregunto ¿y qué, que tendrá que ver?  Cada cual es muy libre de tener los hijos que le de la real gana, hasta ahí podíamos llegar. Otra cosa es que nos quieran volver a lavar el cerebro a las mujeres (cosa que por supuesto no va a pasar), cierto que cada escritor, o escritora, puede escribir lo que le venga en gana, pero qué a estas alturas salga alguien (por encargo ya sabemos de quien) queriendo aleccionar a las mujeres de cómo se tienen que comportar con sus maridos, me parece tan surrealista como  impresentable. Y como no podía ser de otra manera yo me sumo a la indignación del resto de personas sensatas que han reprobado dicho libro, que no es otra cosa que una copia del libro “LA PERFECTA CASADA” aquellos textos que la sección femenina repartía, e imponía su lectura, a las jóvenes de la época, (estoy hablando de la dictadura) lo digo por si las más jóvenes no lo saben (Yo tuve la gran suerte de no hacer aquellos cursos). Es indudable que en democracia esos textos vulneran de forma grotesca y burda, la igualdad entre hombres y mujeres. Con la cantidad de mujeres que mueren vilmente asesinadas precisamente a causa de un machismo que, a pesar del tiempo trascurrido, sigue vigente en la actualidad, me parece de una crueldad sin precedentes seguir dando pie a que los que se creen muy “machos” sigan pensando que la mujer es de su propiedad, y como tal tiene el derecho de masacrarla, sin duda es demencial, y obsceno.

Al parecer están preparando la segunda parte, y para contrarrestar se la dedican a los hombres (sin duda pensaran que de esa manera nos vamos a sentir mejor las mujeres) , que poco nos conocen. El titulo ya apunta maneras, “CÁSATE Y DA LA VIDA POR ELLA”. ¡Toma ya! no se puede ser más dramático  ¿Pero que se creen estos individuos?  Las mujeres no queremos ni necesitamos que los hombres den la vida por nosotras, ¿para qué? Y ¿con que fin?  (Sin duda no tienen ni puta idea). Las mujeres solo buscamos en el compañero elegido, pues eso un compañero con el que compartir todo, los momentos buenos y los malos, en armonía y respeto mutuo, sin servilismos trasnochados. ¿Tan difícil es de entender?


Solo espero que nadie tenga la tentación de comprar el libro que en definitiva es lo que quieren.  Su lema siempre ha sido, sacar dinero hasta debajo de las piedras, sin el menor reparo ni decoro. Creando la polémica pueden hacer un buen negocio, que es sin la menor duda lo único que se les da de puta madre. Empezaron con una borriquita y ahí está “vivito y coleando” el imperio más grande de la historia de la humanidad. 

6 comentarios:

Molón Suave dijo...

Perfectamente sintetizado, Conchi. Esta gente no tiene ni vergüenza ni dignidad. Echando más leña al fuego el señor arzobispo (ya te acordarás como tuvo que salir por patas de Córdoba. Su ascenso en realidad fue una expulsión), al que dicen que le encantan los niños, acaba de declarar que la causa del asesinato de tanta mujer está en el aborto y en el divorcio. Mientras tanto se calla la cultura machista y más que machista que su institución ha propagado desde hace tanto siglos.
Lo ideal sería eso: que nadie comprara el libro. Pero me temo que habrá muchos (incluso muchas) que lo comprarán. Pienso que el libro es tremendamente oportunista. Sin duda, debe haber bastantes mujeres muy cabreadas por haberse incorporado al trabajo y darse cuenta de tienen que seguir, como antes de hacerlo, llevando su casa y cuidando de sus hijos, porque el marido no da palo al agua. Es posible que, en lugar de rebelarse contra esta situación, piensen que más les habría valido seguir siendo sumisas, como sus madres, y haberse quedado en su casa. Con los adelantos modernos, además, estarían mucho más descansadas. No puedo entender si no el éxito del libro en Italia.

Conchi Carnago dijo...

Gracias Molon, es tan indignante que duele, y si, sabia también lo las miserables declaraciones contra el aborto,y lo de su expulsión, es un malnacido, que pena que su madre no abortara. Yo creo que no habra muchas que piensen que mejor sumisas, aunque siempre habra alguna, pero la gran mayoría no,y cada vez hay más hombres que comparten las tareas cotidianas, al estar los dos trabajando, (los que tengan esa suerte, claro)pero siempre estar la excepción que confirme la
regla.
Yo tampoco entiendo la compra masiva del libro, espero que solo sea curiosidad morbosa.

Gilberto Cervantes dijo...

Eres grande Conchi por denunciar a este lobo con disfraz de santo. Nunca me gustaron las mujeres sumisas ni tampoco los hombres que pretenden eternizarlas. Que cada quien viva a su manera, es mi lema, pero deploro cualquier intento de humillación.

Te dejo un beso y se feliz!

Conchi Carnago dijo...

Gracias Gilberto, a las mujeres no nos gustan los hombres que en plan autoritario quieren que sus mujeres sean como a ellos les gustaría que fueran, creo que en esos casos la mujer es mucho mas tolerante. Tan difícil es de comprender que somos personas independientes,con defectos como todos los humanos,ni mejores ni peores.

Gilberto, te sigo leyendo, me encanta tu forma tan sensible de escribir, no lo dejes nunca.

Un abrazo.

Rosa María dijo...

Sumisión, sinónimo de decrecer, de amargura de esclavitud de impropio en cualquier ser viviente; incluso en los animales. En unos tiempos de tanta degración humana, nos quieren ir acostumbrando para el retroceso y eso sería muy cosechable para muchos; incultos, sumisos y mudos.
Todos debemos defender la dignidad humana.
Un abraciño,
Rosa María Milleiro

Conchi Carnago dijo...

Rosa Maria, gracias por entrar y dejar comentario.
Toda la razón, hay mucha gente interesada en que las mujeres retornen a un pasado del que tanto costo salir, retroceder ahora seria poco menos que catastrófico, para todas y un gran insulto a nuestra inteligencia.

Un abrazo, y gracias.