miércoles, 7 de mayo de 2014

RAJOY EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS


Hoy día grande en la cadena de radio  SER,  ha hablado RAJOY,  hombre, si tenemos en cuenta que solo habla en el exterior, o a través de un plasma, donde nadie le puede hacer preguntas, ya me dirán si hoy no es un día especial  (lo del plasma  nunca lo entendí, cómo lo aguantan los buenos periodistas, solo tenían que ponerse de acuerdo en no acudir a ninguna cita en esos términos, así de fácil).  Lo escuche un rato, mientras hacía hora para mi clase de yoga, y no podía dar crédito a lo que escuchaba, era un suma y sigue, de euforia desaforada e irreal, pues es sin duda imaginaria,  que sólo los muy crédulos e inocentes se la pueden creer, ya que nada de lo prometido en campaña electoral han cumplido. Una pregunta que siempre e hago es ¿Por qué nadie tiene la honestidad de dimitir ante la imposibilidad por ineptitud o falta de valentía para cumplir con lo prometido?

Escuchándolo esta mañana me preguntaba ¿de qué país habla este señor? Sin duda no en el mismo que yo palpo a diario, cuando hablo con la gente.

Hay que tener muy mala… fe, por no decir una frase más contundente, que por otro lado es lo que todo ser con raciocinio normal pensamos. Cuando una gran parte de español@s está en paro obligado, otra de trabajadores que están cobrando la mitad de su sueldo, echando horas que no cobraran nunca, y otra gran parte de ciudadanos, que han tenido que abandonar su país y no precisamente por afán aventurero. Algunos, (conozco varios  casos) no están ni dados de alta en la seguridad social. Eso en el mejor de los casos.

El paro tiene edades, yo lo llamo “Las edades del paro” se habla mucho del paro juvenil, claro que sí. Pero están también los que pasan de los 35, y de 45, los que ya tienen una familia que alimentar y una hipoteca que pagar. Los mayores de 50 que ya nadie los quiere.

Con la reforma laboral hemos retrocedido en el tiempo, tras largos años de lucha reivindicativa, al día de hoy tenemos que volver sobre lo andado. Los contratos de los que alardean son tan precarios como efímeros, igual que la flor del pacífico que tengo en mi pequeña terraza, abre y al día siguiente ya esta marchita. 

Por eso no me explico la euforia de este hombre que parece no tiene remedio, sin duda el vive en “Los mundos de Yupi” sinónimo de no tener los pies en el suelo, estar ajeno a la realidad, o estar en la inopia, “Los mundos de Yupi” era una serie de animación que sustituyo a Barrio Sésamo por el año 1988.

Mi madre decía a menudo ante casos como este tan claro de estar en las nubes; “No hay más ciego que el que no quiere ver”- algo parecido le pasa a “Sosoman” como yo lo llamo. El negar la evidencia es tan surrealista que es de tontos, tontos pues se engaña él solo, lo malo es que  cree que los demás lo somos también, algo muy lejos de la realidad, aunque viendo los buenos resultados que le siguen dando las encuestas, lo que me hace pensar que puede que sí que hay más tontos de lo normal.


Nada me gustaría más que de verdad se creara empleo, mucho pero de calidad, e indefinido, para que las familias pudieran vivir sin lujos pero sin estrecheces, y con unos servicios públicos de calidad.  

4 comentarios:

Molón Suave dijo...

Es su táctica: ¡vamos mejor, vamos mejor! Ayer por la mañana una pareja de unos 32 años llamó en la casa de mis suegros pidiendo algo para comer: no querían dinero, ni ropa, ni comida que hubiera que cocinarse: sólo algo que se pudiera comer, porque ¡tenían hambre!, dijeron.
Cómo en la posguerra, decía mi suegra, después, por la tarde. Ah, ¡pero vamos mejor!

Conchi Carnago dijo...

Si,si es la técnica del avestruz, para mi es la desvergüenza llevada a su máximo extremo, y una vil ofensa a los que tu as comentado,y son miles los que están desesperados,ellos y sus respectivas familias, es tremendo y nos causa una impotencia difícil de digerir, hay que hacer un gran esfuerzo para dejar de pensarlo, pues de lo contrario te amargas los días y las noches de insomnio, como me pasa a mi, pongo la radio para no pensar en el porvenir que les espera a mis hijos y a mis nietos.

Un abrazo para los dos.

PATXI GUERRIKABEITIA dijo...

Buenas tardes, amigos. Los políticos que están en la cúpula no tienen vergüenza ni conocen a quien la tiene. Ellos viven como dicen que vive Dios, (Su Dios) no les importan las fatigas de sus ciudadanos, si tienen para comer o no. Ellos tiene unos sueldos, las dietas falsas aparte, indecentes por excesivos y, cuando tienen que afrontar la adecuación, sanidad, etc., de sus familiares o propias, se meten la mano en el bolsillo y sus asuntos resueltos.
Este Gobierno, no puede crear empleo porque son esclavos del capital (Ese que no tiene corazón, porque solo tiene estomago) y todas las mediadas que han tomado han ido a favores los intereses del capital. La reforma laboral es una canallada de tal magnitud, que sólo les ha faltado poner en los contratos, que los empleadores tienen derecho a darte unos latigazos.
Las décadas de los ochenta y noventa fueron una etapa terrible para el mundo laboral. ¿Por qué fue terrible? Porqué los obreros estábamos empezado a dejar de ser mano de obra esclava y barata y el capital se sublevo y empezó a llevarse la producción a otros países emergentes. Vamos, esclavos y baratos.
La verdadera tragedia la están padeciendo los desempleados mayores de 50 años, porque no encontraran trabajo, y las pensiones serán menores que las de sus abuelo. Vamos, una miseria.
Un ejemplo para que se vea la magnitud de la tragedia. Una trabajadora u trabajador de con edades comprendidas entre los 50 y los 65 años. Los echan a la calle, con 55 años, con 20 días de indemnización de los cuales 12 días paga el fondo, o sea nosotros. Estos trabajadores tienen 2 años de paro y luego lo de los 400 euros y se ponen en 58 años. Con estos datos la base reguladora queda reducida a la mínima expresión y cuando cumpla 61 años le dicen: Bueno, usted se puede acoger a la jubilación flexible. Ahora viene cuando la matan. O sea los números. ¿Cuántos años tiene usted cotizados a la Seguridad Social? Si son menos de 35, le quitarán el 2 por ciento de la destrozada base reguladora por cada año que le falte para llegar a los 35. De los 61 a los 65 van 4 años a razón de un 8 por ciento por cada año, son el 32 por ciento a detraer de la pensión. Con un poco de suerte la pensión no alcanzará los 800 euros. Lo dicho, menos pensión que a su abuelo. Con esto estos canallas consiguen dos cosas, rebajar los gastos del Estado, e incrementar las aportaciones a los fondos de pensiones, porque la gente se asusta y las contrata, con lo que el capital siempre gana. ¡Menuda chapa he dado! Un cordial saludo


Conchi Carnago dijo...

Patxi, en primer lugar bienvenido a este humilde blog.

El actual estado de este país no lo podías exponer más claro, es exactamente la cruda y triste realidad que estamos viviendo en este puto país, con marca incorporada para ser aun más cutre , si es que se puede, el retroceso en derechos es tan infame como inadmisible e inaceptable, todos tenemos casos cercanos en familiares y amigos que están sufriendo los recortes en sus derechos, con el consiguiente deterioro de su autoestima y de los muchos problemas que acarrean la desesperación, podemos llamarle "daños colaterales" afectivos que perjudican seriamente las relaciones familiares, las depresiones ante un futuro incierto lamentablemente están a la orden del día.

Tu los has descrito perfectamente bien no hace falta añadir nada más y solo me queda decir, AMEN.

Saludos, y gracias por entrar y dejar tu sabroso comentario.