jueves, 28 de junio de 2012

NUEVA CUMBRE EUROPEA, DIRIGIDA POR LA DUEÑA DE EUROPA O LA DAMA DE CEMENTO.



Ya el mundo tuvo una “Dama de Hierro” Margaret Thacher, con un currículo impresionante, su política paso a la historia como; “Thacherismo”. Yo que soy defensora a ultranza de las mujeres, ya que me gusta que ocupen cargos importantes, siempre lo he dicho, que cualquier mujer inteligente y que tenga valía suficiente  puede ocupar cualquier puesto, eso ya está más que demostrado que es así, el problema es que también tienen los mismos defectos que los hombres, como no podía ser de otra manera.

La que nos ocupa ahora, la señora Merkel, o sea la “dueña de Europa” pues parece que la única que manda es ella, (el poderío que tiene la jodía, y también que poca humanidad) es clavadita, clavadita a la “Thacher” cada una en su estilo y en su propia circunstancia, esta lleva años marcando territorio, “por sus ovarios”.

Dejando a un lado a la dura señora, paso a repasar un poco el país desde mi óptica, que no es otra que una forma sencilla de ver cómo está el patio.

Como dijo hace pocos días el Defensor del Pueblo José Chamizo  “los ciudadanos están hasta el gorro de todos ustedes” (referido a los políticos) el hombre fue bastante moderado en la expresión, seguro que su trabajo le costó, pues un buen taco en el momento preciso es tan, tan relajante, que acentúa con precisión el cabreo general que hay entre los ciudadanos, yo hubiera dicho algo más contundente y mal sonante, y estoy segura que él se quedo con las ganas, aunque en privado seguro que se lo diría.

Estamos ante una nueva Cumbre Europea, o como dijo el otro día el gran Wyoming de “los putos amos” que se reúnen, una vez más, y como es de esperar no solucionarán nada, ojalá me equivoque, nada me gustaría más, pero solo salen a relucir frases más o menos lucidas como la del señor Margallo, “El porvenir de Europa se juega en muy pocas horas” y ellos juegan con los países y con el porvenir de sus ciudadanos, que es peor. Esperemos que no sea solo para  quedar bien y luego solo humo, eso sí, después de haberse gastado un pastón, en viajes  comidas y hoteles, en fin, veremos qué pasa.

Y que decimos del rescate, porque, por fin se dice rescate, (pero no preocuparse que solo será a la banca). Yo debo ser muy dura de mollera, es decir más bien tonta, porque esto de los bancos me huele a chamusquina, que no, a santo de qué unos días hablan de unos miles de millones, al siguiente otro número aumentado, como le pueden bailar los números de esa manera, que clase de contables tienen en sus grandes empresas, o es que acaso mienten más que parpadean, yo creo que es esto último, por lo menos eso si me cuadra. Que la mala gestión o más bien el grandísimo despilfarro de esas empresas ¡ojo! “Privadas” lo vamos a pagar entre todos los currantes, está más claro que el agua, el gobierno es el avalista y ya sabemos todos como funciona esto, los bancos se encargaran de decir que no pueden pagar, y será el gobierno el “paganini” es decir, fulanito y menganito, o sea “to quisqui”. Y yo me pregunto ¿Qué co… tenemos que ver nosotros con los bancos? A mí nunca me han dado nada, ¿a ustedes sí? no creo, porque dar lo que se dice dar no dan ni la hora.

Nos recortan en todo, se trabajará más y se cobrará menos, nos suben todo, (menos los sueldos claro), los sueldos van mermando lentamente como merma la salud de un enfermo degenerativo, repagaremos los medicamentos, pues ya los pagamos con nuestros impuestos, ¿qué pasará con los miles de parados que tienen la mala costumbre de comer a diario ellos y sus familias? veremos quién es el guapo que puede costear los estudios a sus hijos, ¿Por qué hay dinero para salvar a bancos y no para educación, ni para sanidad, ni para investigación, y por qué no se hace nada para que no echen a nadie de su casa, tiene que haber soluciones, solo hay que tener voluntad por parte de todos y dialogar siempre dialogar.

Esto podía ser muy largo, si hablamos de aeropuertos sin funcionar, o de retrato de presidentes, o de viajes de lujo del Poder Judicial, ect. ect. …

¿Qué clase de políticos tenemos? ¿De dónde han salido esta clase dominante que nos está arruinando? ¿Por qué no son capaces de ponerse de acuerdo por el bien del país?  ¿Por qué la iglesia no hace un acto de verdadera fe, y renuncia a sus subvenciones por el bien de los más necesitados, por una vez en su vida? ¿Por qué estamos perdiendo todos los derechos que se consiguieron con tanto esfuerzo? No os parece que hay demasiados porqués.  

No soy pesimista por naturaleza, muy al contrario, pero nos están dejando con el culo al aire.

No os preguntáis alguna que otra vez ¿Qué hemos hecho para merecer esto? Seguro que sí.

1 comentario:

Anónimo dijo...

nice posting.. thanks for sharing.