jueves, 24 de marzo de 2011

EL LENGUAJE DE LAS FLORES


Ya estamos en primavera, los brotes verdes en los arboles y las flores nos invaden por doquier, ¿pero que sabemos del lenguaje de las flores? ¡No, no, lo que se dice hablar, hablar, no hablan, claro que no! Pero sí existe un lenguaje floral. Muchos dicen que su origen fue Oriente, transmitiéndose de generación en generación. Otros, que de Grecia, o de los harenes turcos. Y otra versión nos cuenta que el rey Carlos II de Inglaterra trajo este arte desde Suecia en el siglo XVII.

 En Japón a este arte se le llama, “Hanakotoba”.

El lenguaje de las flores, también llamado, “Floriografia” fue un medio de comunicación en la romántica época Victoriana, la cual tuvo su cúspide con la Revolución Industrial británica. 

Mientras los nobles y la alta burguesía se entretenían en coquetear, mandándose mensajes a través de las flores o más bien sirviéndose de ellas, los hijos de los obreros pasaban a formar parte del servicio domestico de la aristocracia o de la alta burguesía, y el proletariado sufría unas condiciones infames, de hacinamiento en húmedos habitáculos, donde la falta de higiene, originó graves enfermedades y numerosas epidemias. Y lógicamente no eran tan remilgados y cursis a la hora de comunicarse. 

De todas las flores, las rosa es la que mas historia y significados tiene: Símbolo de amor y belleza, se la consideraba poco menos que sagrada. En la “Ilíada”, Afrodita, embalsama con aceite de rosas el cuerpo muerto de Héctor. Los habitantes pudientes de Sybaris llenaban sus colchones con “pétalos de rosas”  de ahí la expresión popular de “ser criado en lecho de rosas”. En la mitología griega, la historia de Narciso que por su inigualable belleza, era admirado y deseado por todos, tanto hombres como mujeres se disputaban su amor, después de una vida licenciosa, un día se descubrió a si mismo contemplándose en las aguas del rio, su belleza era tal que se enamoro de sí mismo, desde entonces vivió atormentado hasta que decidió dejarse morir en las mismas aguas en las que se había visto reflejado. Cuenta la leyenda que su hermoso cuerpo se enredo en las raíces de las plantas del lugar, y que su esencia broto en forma de la más bella flor, el Narciso.

Las flores de Loto o Lotus fueron inmortalizadas en un pasaje de la Odisea de Homero, cuando Ulises y su tripulación llegaron a la isla de los comedores de Lotus. El Loto tiene un gran significado en la religión oriental. En la antigüedad se fumaba, o se consumía en forma de té en la creencia de que sus efectos contribuían a proporcionar alegría y bienestar en cuerpo y mente.

La flor de Lis o flor de Lirio, es la protagonista de numerosas leyendas y representaciones, algunas en el antiguo Egipto, representaba a la diosa Isis reina de la Sexualidad y Fecundidad. En Grecia, el nombre le viene de la diosa griega Iris o diosa del Arco Iris, esta, trasportaba al otro mundo las almas de las mujeres fallecidas. A esta flor, se la llamo Flor de Luis VII por el rey de Francia llamado “el joven” por ser este quien lo integro en los escudos de armas, simbolizaba la pureza del linaje real. La podemos ver en infinidad de escudos heráldicos. También la iglesia la adopto para representar la pureza de la virgen.

¿Quién no ha recibido en algún momento de su vida, alguna una flor? sobre todo las mujeres, (aunque no sé por qué no es costumbre regalarle flores a los hombres) la sensibilidad no es patrimonio de la mujer. Regalar flores sigue siendo un detalle delicado, ya sea a la persona amada, o bien en agradecimiento de algún favor, el gesto de regalar flores, siempre es elegante, y bien recibido. Por otro lado un ramo de flores frescas en cualquier sitio de una habitación, la trasforma, le da un toque de color, alegría y vida.

Lo cierto es que muchas de las flores que conocemos tienen un lenguaje propio, transmitiendo cada una de ellas un mensaje diferente para cada ocasión, era una forma sutil, de enviar mensajes codificados. Hasta la forma de entregarlas, tiene su propio significado, si se entregan con la mano derecha quería decir la intensidad y la urgencia del mensaje, y si la persona que la recibía, las cogía también con la derecha era que había aceptación por su parte. 

Según el código de dicho arte; no se puede regalar flores a la ligera, debemos tener claro lo que queremos comunicarle a la persona a la que va dirigida.

Lista de flores y sus respectivos significados, en el siglo XIX.

Algunos ejemplos: 
JACINTO; “me gustaría jugar” (no sabemos a qué). PEONIA; “Vergüenza “o soy muy “Tímido”. ROSA BLANCA; ¿Soy digno de voz? ROSA AMARILLA; Estoy celoso. VIOLETA AZUL; “Seré fiel”. FLOR de LIS; “Pienso en ti”. GARDENIA; “Felicidad”. GERANIO; “Encuentro inesperado”. DON DIEGO; “Esperanzas perdidas”. HORTENCIA; “Capricho””Frialdad”. MIMOSA; “Alegría juvenil” NARCISO; “Egoísmo”. NENÚFAR; “Pureza de corazón”. TULIPÁN AMARILLO; “Amor desesperado”. TULIPÁN ROJO; “Sutil declaración de amor”. AZAHAR; “Pureza y Castidad”. DALIA; “Reconocimiento” o “Agradecimiento”. IRIS; “Buenas noticias”. NARDO; “Voluptuosidad” y “Placeres peligrosos”. CAMELIA; “Belleza”. AZALEA; “Romance”. GLADIOLO; “Solemnidad, “Tristeza de ausencias”. LOTO; “Elocuencia” “Inteligencia”. LILA; “Primer amor”. JAZMIN; “Sensualidad”. ORQUIDEA; “Sentimientos sublimes”. PETUNIA; “Picardía” “Travesura”. NOMEOLVIDES; “Amor sincero”. Etc.

También los colores tienen una  simbología: BORGOÑA; “Belleza”. CORAL;”Deseo, Pasión”. VIOLETA; “Amor a primera vista”. ROSA SUAVE; “Admiración”. ROSA; “Gracia”. ROSA ROJA; “Amor”. BLANCO; “Inocencia y Humildad”. AMARILLO; “Amistad” y “Amor platónico”. ROJO y BLANCO; “Expresa Duelo”. “ROJO y AMARILLO”; “Felicidad”. CAMELIA BLANCA; “Amistad”. MARGARITA BLANCA; “Inocencia “y “Pureza”. CRISANTEMO BLANCO; “Verdad”. PLATA; “Tenacidad”  “Paz”. GRIS; “Estabilidad” ORO; “Fortaleza”. NARANJA; “Energía”. PURPURA; “Serenidad”. MARRON; El color de la madre tierra, “Fertilidad” etc. etc. La lista sería interminable. 

Estos significados se han ido diluyendo con el paso del tiempo, aunque realmente tampoco creo que tuviera demasiados seguidores, como he dicho antes solo la burguesía en otra época, y más  por aburrimiento. Por otro lado el estrés que nos supera en estos tiempos, no ayuda nada a perder el poco tiempo del que disponemos en semejantes sutilezas. Otra cosa es que no se pierda la buena costumbre de regalar flores. Regalar flores es una manera de expresar lo que sentimos, sigue siendo romántico, y muy bien valorado, no hace falta mucho dinero pues la duración de la mayoría de las flores es efímera, sin embargo el detalle de regalarlas, queda para siempre en el que las recibe.

Las flores han sido siempre motivo de inspiración de pintores, músicos, poetas, novelistas, directores de cine, diseñadores, cantantes, etc.

Y por ultimo ¿quién en su juventud no a deshojado una margarita? para saber si nuestro amor era correspondido. ¿Me quiere, no me quiere? ¿Me quiere, no me quiere? Si nos salía “no” hacíamos trampa y empezábamos de nuevo con otra, hasta que salía el  “sí”. 

Que tiempos de inocencia y de sueños.

4 comentarios:

ben dijo...

Tanto el hombre como la mujer,son
iguales de sensibles hacía un libro
como hacía una rosa.
Lo son igualmente ante la pena y la
alegría de sus seres queridos.
Saludos.

Lisístrata dijo...

QY tb tenemos a DOÑA ROSITA LA SOLTERA (O EL LENGUAJE DE LAS FLORES)de Lorca de la q extraigo el poema del enlace.

Muy apropiado tu post para inaugurar la primavera. Que la disfrutes con los que quieres.

un abrazo

Conchi Carnago dijo...

Estoy totalmente de acuerdo de hecho recuerdo que mi padre era mas sensible que mi madre, se emocionaba con mucha facilidad.

Saludos.

Lisis yo también te deseo una feliz primavera con los tuyos y disfrutes de tu pequeño nieto.

Un abrazo.

Paco Muñoz dijo...

Vaya, vaya con las abuelas, y los abuelos, tienen el romanticismo subido.