domingo, 7 de noviembre de 2010

DEDICADO A LA GENERACIÓN "NINIS", NI ESTUDIAN, NI TRABAJAN.

Por fortuna, no son todos los chicos jóvenes ni mucho menos, a mí personalmente no me gusta generalizar, siempre prefiero ver el lado positivo de las cosas, y en este caso hay más gente joven con sus estudios terminados, con o sin  trabajo, que esa es otra cuestión, y otros que optaron por trabajar que es lo más normal, lo que ya no es tan normal, es "no dar un palo al agua", que es lo que sucede con los llamados “ninis”. Cada vez me quedo mas asombrada, del ingenio que tiene la gente para inventarse palabras, que luego nadie sabe de donde salieron, y que se hacen enseguida populares al ir de boca en boca, hasta que el pueblo las  hace suyas, y posteriormente la Real Academia de la Lengua, las agrega al diccionario, como ya ha pasado con muchas.

Los chicos “ninis”, en realidad algunos, no merecen el calificativo de chicos pues son ya hombres de hecho, no de derecho, pues no se es hombre ni mujer, solo por haber nacido, hembra o varón, hay que demostrar ser autosuficiente, desde que  eres mayor de edad, nadie debe depender de otra persona, llámese: madre, padre, abuelos, hermanas, etc.  El estatus social hay que ganárselo a pulso, como decían en mis tiempos “con el sudor de tu frente”. Hemos pasado de un extremo a otro, cuando todo el mundo sabe que en el término medio esta la virtud.

Creo, que gran parte del problema recae, como casi siempre, en los padres, demasiado blandos y permisivos con sus hijos, “demasiado de todo”, y todos somos culpables. En nuestra defensa decir que, todos quisimos que nuestros hijos, no tuvieran las carencias que nosotros tuvimos. Gran error. Es cierto que las tuvimos, pero también sabíamos, que era lo que había y que no servía de nada protestar, ni revelarse. Nos quitaban del colegio con 9, 10, u 11 años, eso el que tuviera la suerte de poder ir. A las niñas las ponían a servir, solo por un plato de comida, y a los niños en el primer trabajo que saliera, de aprendices, algunas veces sin remunerar pues iban a aprender el oficio. Nos hicimos hombres y mujeres prematuramente, pero hemos sabido afrontar, las vicisitudes de la vida con dignidad.

La generación “ninis”, no sé cuando ha podido surgir esta moda, quizás, programas como “gran hermano” o similares,  han contribuido, a que muchos crean que es fácil ser famoso haciendo el vago, y la gran pena es que algunos lo han logrado, gracias a ciertos  programas de muy baja calidad, y a los “periodistas”, que no aprendieron la ética y el respeto a la privacidad. También es cierto, que estos programas tienen mucha más audiencia que los culturales, que cada persona es muy libre de ver lo que se le antoje, y como todo en la vida es un negocio, y por la audiencia todo vale, pues así nos va.

¿Pero, qué pasa con los muchos que no logran ser famosos? seguramente se sentirán estafados, o deprimidos, o querrán intentarlo de nuevo y hacer barbaridades para llamar más la atención. Y así pasan los mejores años de su vida, engañándose a sí mismos. Y lo peor de todo, es que hay padres que también forman parte del espectáculo, y no sólo no les abren los ojos a sus hijos a la realidad, sino que, por el contrario, los animan.

Es, demencial. 

3 comentarios:

marti dijo...

Planteas muchas cuestiones al mismo tiempo: desarraigo, consumismo, hedonismo....Lo cierto es que estamos al final de una determinada época sin que hayamos vislumbrado lo que viene.
El ambiente está muy crispado como resultado de la frustración general. Observo como las clases medias son cada día más reaccionarias y eso marca el ritmo. Estos jóvenes son, duro es admitirlo, de difícil absorción por un sistema que no los admite.
¿Quien asume la responsabilidad? Te pondré un ejemplo,cuando en época de paro masivo suben los impuestos sobre la renta del trabajo ya sabes quien paga esta factura del desarraigo juvenil y las que hagan falta.

Conchi dijo...

Tienes razón marti,cuando dices quien paga factura, "los de siempre" para no variar.Yo no meto en el mismo saco a los parados por la crisis, de ninguna manera a estos los considero "ninis",pues su tiempo lo dedican a buscar trabajo, a echar cientos de currículos, a hacer nuevos cursos, a prepararse oposiciones,etc. Otra cosa que yo veo es mucho conformismo, no se si sera porque tienen los gastos cubiertos,por los padres,no lo se.
Deseo de todo corazón que esto se arregle por tantos jóvenes con un futuro tan incierto.

un saludo.

ben dijo...

Siempre los hubo,los ninis,en esta
ciudad,de poco trabajo a repartir.
Pero estos de ahora sorprenden,al
menos a mi,de lo bien que se lo
montan.Coche o moto,fiestas,sexo
libre...No sé de dónde sale tanto
derroche,porque parece ser que los
hay de todos los estatus económi
cos.Osea ya no es la noche,de los
"señoritos"con sus palmeros,como
lo era en los 50-60,sino de estos
ninis.Ver para creer.
Saludos.